jueves, 29 de noviembre de 2012

El Tango en el Cine (II) - (Cine Europeo) - LA LUNE DANS LE CANIVEAU / JE NE SUIS PAS LÀ POUR ÊTRE AIME / TROIS COULEURS:BLANC

En esta segunda entrega sobre la música de tango en el cine, hoy traigo tres películas europeas de la cinematografía francesa con tres tangos maravillosos; dos composiciones originales y un tema de tango clásico. 

El primer tema pertenece a la película " La Lune dans le Caniveau" (La luna bajo el asfalto) un film de 1993 del director Jean-Jacques Beineix, un drama algo surrealista con una estética muy modernista apoyada en una iluminación fascinante y una fotografía bellísima. En su momento no fue muy bien acogida por la crítica, aunque con el tiempo se ha convertido en una película de culto. La fuerza de la película estaba basada sobre todo en sus protagonistas, una enigmática y atractiva Nastassja Kinski, un obsesivo y violento Gerard Depardieu y una sensual y lasciva Victoria Abril, perfectamente situados en ese  submundo de luces y sombras con esa atmósfera inquietante en el que se desarrolla la historia. La banda sonora de Gabriel Yared, en uno de sus primeros trabajos para el cine, también se movía entre el vanguardismo de la película y un clasicismo con una elegancia sorprendente. Prueba de ello es este "Tango de L´impasse" un tango con un sorprendente arreglo entre el sonido electrónico y el delicado sonido de la cuerda.



El tango además de banda sonora, forma parte como protagonista en mi segunda propuesta de hoy. "Je ne suis pas là pour être aimé" (No estoy hecho para ser amado), es un drama romántico del año 2005, dirigido por Stéphane Brizé, que  nos cuenta la triste historia de un soltero cincuentón, que vive una vida triste y sin alicientes, hasta que su vida cambia completamente cuando decide aprender a bailar tango en una academia que hay frente a su despacho. Ahí conocerá a una mujer más joven que el y a punto de casarse que aunque no lo parezca, también está sola. Irremediablemente el tango los unirá. La película cuenta con muchas escenas de baile como la del video siguiente en el que los personajes acuden a un teatro a ver a los grandes bailarines de tango, Geraldine Rojas y Javier Rodriguez, bailando con la música de "Bahía Blanca" un tango clásico de Carlos Di Sarli y su Orquesta Típica.



El tercer tema es el tema final (titulado precisamente así "The End") de la película Trois Couleurs: Blanc (Tres colores: Blanco), la segunda película de la trilogía "Tres Colores" de Krzysztof Kieslowski, películas basadas en los colores de la bandera francesa, así como en los tres pilares  de la Revolución Francesa los lemas, libertad, igualdad y fraternidad. El maestro polaco del cine de autor, rodó estas películas en Francia convirtiéndose en su testamento cinematográfico, ya que poco después se retiró a su Polonia natal aquejado de graves problemas de salud y moría en 1996, a los 54 años. La música de las tres películas es obra del compositor polaco Zbigniew Preisner, siendo estas bandas sonoras, el merecido descubrimiento para el gran público de este músico genial. Este tango es ya una de sus obras más populares.

miércoles, 21 de noviembre de 2012

El Tango en el Cine (I) - ASSASINATION TANGO / MOULIN ROUGE

El "tango" es un genero musical que se usa con asiduidad en la música de las bandas sonoras de muchas y muy variadas películas. Reconozco que siento una particular pasión por el tango tanto en su vertiente musical como en el baile tan característico que lo representa, lo que unido a mi "pasión" por las bandas sonoras, me ha dado pie a elegir unos cuantos ejemplos de películas donde se ha utilizado el tango en su música. En unos casos es música original de tango compuesta para el film y en otros es alguna de los innumerables temas clásicos o incluso más modernos utilizados para acompañar alguna secuencia concreta de una película. Lo cierto es que el género ha traspasado el carácter folclórico con el que originalmente nace esta música, así como el uso en películas argentinas o sudamericanas y hoy día se puede encontrar como fondo musical de películas de cualquier nacionalidad, como quiero mostrar. En algunos casos voy a poner videos de música sola y otros con escenas del baile, en los que creo que todavía se puede apreciar más la espectacularidad de una música y un balie tan increíbles.

El primer tema se titula "Seduction" es una composición original para la banda sonora de la película "Assasination Tango" un triller norteamericano del año 2002, dirigido, producido e interpretado por Robert Duvall. La película concebida sobre todo por la pasión del actor por la música porteña, narra la historia de un asesino a sueldo de Brooklyn, que es enviado a Buenos Aires a cumplir su última misión, matar a un general retirado; allí deberá pasar más tiempo del esperado y mientras tanto se dejará seducir por el tango y por la profesora de baile que conoce en un club. La cinta bastante floja en su guión, destaca sobre todo por su fotografía y sin lugar a dudas por la excelente música, de uno de los compositores argentinos más reconocidos a nivel internacional y que más ha utilizado el tango en sus bandas sonoras, Luis Bacalov. Los siguientes dos videos son en primer lugar una escena de la película en la que el protagonista sueña que está bailando este tango tan delicado, acompañado por Luciana Padraza actriz protagonista y esposa en la vida real de Robert Duvall. A continuación está el video completo del tema en una actuación en directo, solo al piano, del propio Luis Bacalov, que además de compositor es un magnífico pianista, como se puede apreciar en esta exquisita interpretación.

 

El otro tema de tango para hoy, totalmente distinto, no es otro que el famosísimo "Tango de Roxane" de la película "Moulin Rouge", a la que considero una de las grandes obras maestras del musical moderno. Película dirigida por Baz Luzhrmann en 2001, realizada con un despliegue espectacular y un concepto visual deslumbrante, narra la triste historia de amor de Satine, la estrella más rutilante del Moulin Rouge en el Paris de 1900, atrapada entre el amor de un joven escritor y la obsesión de un duque que quiere convertirla en una gran actriz. Para la banda sonora se utilizaron grandes éxitos de la música pop arreglados para la ocasión, temas que encajaban con el argumento, algo atípicos pero visualmente espectaculares. El "Tango de Roxanne" es la versión del tema "Roxanne" del grupo "The Police", arreglado en formato tango por Mariano Mores, un reputado compositor y director de orquesta de tango argentino. La interpretación de este tema en la película, acompañado por una excelente coreografía, es uno de los mejores momentos del metraje y muestra la fuerza y la pasión que puede transmitir una música tan maravillosa como esta.



Continuará....

viernes, 9 de noviembre de 2012

Late Autumn - SUNG-WOO JO

Tengo que reconocer, en primer lugar, mi escaso conocimiento del cine oriental y en particular del que se hace en Corea del Sur. Salvo escasas excepciones de algunas películas y el trabajo de algunos directores que consiguen triunfar en festivales internacionales o que son promocionados desde Hollywood, el grueso del cine en general que se hace por esas tierras no consigue llegar a las pantallas occidentales. En el caso de la película que quiero comentar hoy he llegado a ella de pura casualidad, por el impacto que me causó ver simplemente el video de una canción con la que se promocionó la película (canción que podeis escuchar en mi otro blog en el siguiente enlace Late Autumn- If I Could Bring You Back). Simplemente es una película maravillosa, una película completa en todos sus aspectos y que aunque se presentó en la 61ª edición del Festival de Berlín en 2011, merecería una mayor difusión en un mercado cinematográfico tan lleno de cosas intrascendentes. 
"Late Autumn", una producción coreana-norteamericana del año 2010 es un remake actualizado de un clásico surcoreano del año 1966, que ha sido versionada en varias ocasiones. En este caso nos encontramos con la poco convencional y extraña historia de amor entre dos personajes tan distintos como complementarios. Ella es una presidiaria chinoamericana (Anna) que cumple condena por el asesinato de un marido que la maltrataba y el es un simpático y encantador coreano (Hoon) que sobrevive como gigolo intentando conseguir el dinero suficiente para montar un restaurante. Anna consigue un permiso de 72 horas para acudir al entierro de su madre en Seattle y en el trayecto en autobús conoce a Hoon que está huyendo por las amenazas del marido de una de sus clientas. A partir de ese momento ambos empezarán a sentir una atracción tan extraña como irresistible, ya que sin saberlo son dos almas que se necesitan.
Su director Kim Tae-yong, traslada la historia a Estados Unidos, en un intento quizás de internacionalizar una historia tan universal como esta, rodando en inglés con algunos diálogos en los ambientes en los que se mueven los personajes tanto en chino como en coreano. Desgraciadamente la película no está doblada al castellano, pero no contiene grandes diálogos y es bastante fácil de seguir en su versión original. Late Autumn es una película que te cautiva desde el principio, debido sobre todo a la perfecta química que se desarrolla entre sus protagonistas, Tang Wei (Anna) y Hyun Bin (Hoon).


Tang Wei es una actriz bastante conocida por haber sido la protagonista, elegida entre más de 10.000 actrices, para protagonizar la película de Ang Lee "Deseo, peligro", película ganadora del Leon de Oro en Venecia en 2007. Hyun Bin es un joven actor  y modelo coreano con una gran fama en su pais, donde ha interpretado series de TV y películas muy populares.
Lo cierto es que ambos están magníficos en sus papeles. Anna es un personaje angustiado, triste y reprimido que permanece en silencio gran parte de la película, incapaz de expresar sus sentimientos, uno de esos personajes que hay que mirar atentamente en cada escena porque consigue trasladar con sus escasas expresiones y sobre todo con su mirada todo aquello que no se atreve a decir. El, es un personaje jovial, con una sonrisa encantadora, un vividor sin muchas preocupaciones, sin apego a nada, que cuando conoce a Anna se replanteará muchas cosas de su vida. Gracias sobre todo a la excelente dirección, ambos son capaces de mostrar en todas sus escenas juntos, una emoción y sensibilidad increíbles, sin resultar para nada empalagosos, consiguiendo hacer creíble una historia de amor tan maravillosa como esta.
La ambientación en la ciudad de Seattle con un ambiente gris y lluvioso, tan melancólico, juega también un papel fundamental, ayudando tanto a la historia como a los personajes.

Una película fundamental para los que disfruten con las grandes o pequeñas historias de amor, con una escena final maravillosa.

Otro de los grandes aciertos de la película es su bellísima banda sonora obra de Sung-woo Jo, un músico coreano totalmente desconocido para mi, pero que ha conseguido cautivarme creando una música que juega un papel fundamental en la puesta en escena de la película a pesar del uso de los silencios que el director hace en muchos de los mejores momentos. Podemos encontrar momentos de gran sensibilidad interpretados por una pequeña formación, sobre todo con la interpretación del piano como solista, con algunos temas utilizando también la guitarra, el acordeón o como el corte final que recrea el tema principal con un sonido jazzístico.
Los siguientes temas son un pequeño ejemplo de lo que es esta excelente banda sonora, que cumple perfectamente su papel. Una música que resulta inseparable de esta cautivadora historia en un "otoño tardio".



Increíble la escena del único beso, de más de dos minutos de duración, en el que los dos personajes vuelcan todo lo que llevan dentro. Absolutamente genial.

jueves, 1 de noviembre de 2012

La Vida de los Otros - GABRIEL YARED & STEPHEN MOUCHA

En el año 2006, "La Vida de los Otros" conseguia hacerse con un tremendo éxito de crítica y de público a nivel mundial, con una historia conmovedora que llega a emocionar de una manera especial.
El cine alemán ha sabido reflejar con acierto en películas como esta, el doloroso pasado reciente de una sociedad que ha conseguido superar la tragedia que supuso para este pais, el nazismo y tras él, el regimen comunista que se implantó en la Alemania del Este tras la Segunda Guerra Mundial.
La película, que supuso el debut como guionista y director de Florian Henckel, logra un maravilloso equilibrio entre una historia redonda y una perfecta puesta en escena. La trama nos traslada al año 1984 en el Berlín Oriental, en el que la Stasi, la policía política del régimen vigila cada día la vida de miles de sus compatriotas. Un capitán de la Stasi, Gerd Wiesler, convencido comunista metódico y muy eficiente en su trabajo es elegido para la vigilancia de un conocido escritor, Georg Dreyman, fiel al régimen, pero al que el ministro de cultura pretende desacreditar para así poder quedarse con su novia, la cual accede a las insinuaciones del ministro para no perjudicar su carrera como actriz. Wiesler monta un sofisticado sistema de escuchas en la vivienda de Dreyman, y empieza a seguir al detalle la interesante vida de un artista, librepensador y sus interesantes relaciones con su novia y otros amigos artistas. Todo ello en contraposición a la oscura e insignificante vida de un soltero como él, que vive de manera espartana y casi sin relacionarse con nadie. Al no tener vida propia, Wiesler vive la vida de aquellos a los que espía, aunque con esta misión el mismo no imagina como cambiará su concepción del mundo y su manera vivir.
El trabajo de todo el reparto en magnífico, pero destaca sobre todo el actor Ulrich Müe, en el papel del policía, que consigue una interpretación magistral en un papel de esos que surgen pocas veces en la vida de un actor y que se convertiría en su obra póstuma, ya que desgraciadamente murió al año siguiente de su estreno.
La película es en su conjunto una obra genial, llena de sensibilidad, una película que habla de muchas cosas profundas de una manera acertada y que consigue emocionar de una manera natural, sin artificios, como solo la realidad lo hace. 
Cinematográficamente se puede considerar una obra maestra, y contiene de esos momentos que brillan por si solos, como cuando Wiesler entra en la casa de Dreyman y sustrae furtivamente un libro de poesía de Bertol Brech y de una manera emocionada lee unos versos del libro en su casa; o en la escena en la que Dreyman tras enterarse de la muerte de un amigo disidente, interpreta al piano la partitura "Sonata para un hombre bueno" que este le había regalado, al otro lado Wiesler lo escucha todo y se puede observar la primera expresión en su pétreo rostro cuando una lagrima asoma por sus ojos. Momentos de pura poesía visual que queda reflejada sobre todo en la mirada del protagonista.



Mas de cincuenta premios internacionales avalan la calidad que solo en contadas ocasiones una película llega a tener. Entre otros, el Oscar, el BAFTA y el Cesar a la mejor película de habla no inglesa, y los premios del Cine Europeo a la mejor película y al mejor actor.

La música de la película es obra de Gabriel Yared, un veterano de la música cinematográfica europea y Stéphane Moucha, que ha sido un habitual colaborador como orquestador en la obra de Yared y que se descubre como un compositor a tener muy en cuenta en el futuro. Gabriel Yared es un músico con una sensibilidad exquisita y en esta ocasión no defrauda. La banda sonora, algo escasa en duración (en su edición discográfica ocupa menos de media hora de musica intercalada con canciones pop de la época) combina el dramatismo con ciertos toques de intriga, y la emotividad. El tema principal (titulado "HGW XX/7" y que hace referencia a la forma en la que el espía firma sus informes)  es una melodía bellísima, una música intimista y melancólica a cargo de la cuerda, que termina con un dulce dúo entre el piano y la guitarra; un tema sublime que alude a las profundas emociones que el protagonista siente viviendo esa "vida de los otros".