domingo, 14 de diciembre de 2014

El Principe de la Mareas - JAMES NEWTON HOWARD

Para su segunda incursión en la dirección cinematográfica, después de su exitoso debut ocho años antes con Yentl, Barbra Streisand eligió el afamado bestseller de Pat Conroy, "El Principe de las Mareas", una historia tan sugerente y atractiva como su propio título. Con muy buena mano Streisand consigue dotar a la historia de ese perfecto equilibrio entre drama y romance con el telón de fondo de esa tragedia innombrable que da origen a toda la trama.

Cuando Tom Wingo (Nick Nolte), un rudo entrenador de futbol recibe la llamada de la doctora Susan Lowestein (Barbra Streisand), una sofisticada psiquiatra de Nueva York que atiende a su hermana después de varios intentos de suicidio, se producirá un gran cambio en su vida y se verá obligado a revivir un pasado marcado por un terrible suceso en su infancia. 

La cinta muestra un elevado nivel tanto en la dirección, el guión, una estupenda fotografía y una magnífica banda sonora.

Mención especial es la interpretación de una Streisand muy correcta, que en ese afán propio de "yo me lo guiso, yo me lo como" que la caracteriza, se  eligió hábilmente el papel femenino protagonista, y un Nick Nolte que está enorme en uno de sus mejores papeles hasta la fecha, cargado de gran intensidad y lleno de matices.

Con un total de siete nominaciones a las estatuillas, fue la gran derrotada de la ceremonia de los Oscar de 1991, y aunque no consiguió ninguna, la película tuvo una gran acogida de público y se convirtió en uno de los mejores estrenos de ese año.

El "Principe de la mareas" es sin duda un melodrama en toda regla rodado con elegancia que consigue entretener y emocionar a partes iguales y una de esas historias que vale la pena ver.


James Newton Howard compone una emocionante y romántica partitura, acorde perfectamente con la historia. El tema principal contiene una preciosa melodía, una de esas músicas elegantes hasta la médula.




Para la ocasión y como no, la propia actriz/directora/cantante colabora con dos canciones, la interpretación de un clásico "For All We Know", y una composición de James Newton Howard con letra de Alan y Marilyn Bergman, "Places That Belong To You", que en la voz de Barbra Streisand suena maravillosamente bien. 


lunes, 1 de diciembre de 2014

Cuando la Música Es Sensualidad (III) - El Cine Italiano de los 70

Dentro del mundo de las bandas sonoras, los años 70 en el cine italiano fue una de las épocas más prolíficas y extraordinarias que ha habido para la música cinematográfica. Y aunque no siempre se ha correspondido la calidad de los films con la calidad de sus bandas sonoras, los grandes compositores italianos de la época nos dejaron en películas de toda clase y género, algunos de sus mejores trabajos.

Entre la gran variedad de estilos musicales que se utilizaron en el cine hecho durante esos años, los maestros italiano son unos especialistas en plasmar "sensualidad" en algunas de sus deliciosas melodías. Para esta ocasión he elegido tres temas que son el mejor ejemplo de lo que he pretendido trasladar con esta serie de entradas en el blog dedicadas a la sensualidad en la música de cine.

Si hablamos de maestros italianos de la música cinematográfica, Ennio Morricone creo que es sin lugar a dudas el más grande de todos, autor de las más bellas bandas sonoras que se han compuesto para el cine y uno de los autores clave en la música del cine italiano de los 70. "Quando l'amore è sensualità"  es una película del año 1973 dirigida por Vittorio De Sisti, e interpretado por una guapísima Agostina Belli. Un drama erótico que aborda la relación entre amor y sexo en una de esas historias escabrosas cargadas de situaciones comprometidas que destaca por su excelente ambientación y sobre todo por la bellísima y romántica partitura del maestro Morricone. El tema "Canzone per Donatella" interpretado solo con el piano, es una de las piezas más intimistas de Morricone, con un tono melancólico que no puede ocultar la sensibilidad y "sensualidad" en cada una de sus notas.


"Cugini Carnali" dirigida en 1974 por Sergio Martino, es otro de esos film eróticos del montón. Una historia que plantea un triángulo sentimental que se establece durante una vacaciones veraniegas entre una atractiva joven, su primo adolescente y el padre del chico. Como en la mayoría de películas de corte erótico de aquella época que solo pretendían explotar el carácter escandaloso de las relaciones de la seductora protagonista, las fugaces escenas eróticas se acompañan en esta ocasión de la magnífica banda sonora de Claudio Mattone
El tema principal de la película es una preciosa melodía que explota el carácter sensual de la música con la utilización de unos suaves susurros de una voz femenina.



Dentro del género de la comedia erótica, desarrollado hasta la saciedad en un sinfín de películas con títulos tan extravagantes como las mismas historias que contaban, se crearon verdaderas sagas donde en el eje central estaba la maciza de turno (enfermera, secretaria, profesora, estudiante, policía, etc.) y alrededor, una serie de jovencitos salidos, "galanes" calvos y bajitos, maridos cornudos y tontos de capirote todavía más salidos.

"L'insegnante Viene A Casa" dirigida en 1978 por Michele Massino Tarantini, es una de estas películas. Protagonizada por la espectacular Edwige Fenech, uno de los grandes mitos eróticos del cine italiano, y por los omnipresentes en este tipo de películas, Renzo Montagnani, Lino Banfi y Alvaro Vitali, lo de menos era la historia, ya que lo importante era conseguir los favores de la bella y exhuberante protagonista entre una serie de chistes fáciles, pero muy del gusto del espectador de la época. Dentro de la banda sonora compuesta por Francesco Campanino, junto a una serie de melodías ligeras y dicotequeras encontramos un bellísimo tema como el siguiente, con un maravilloso arreglo orquestal y con la aportación otra vez más de una suave y susurrante voz femenina. Nunca estuvieron tan bellas y sensuales las actrices que protagonizaban estas películas, como acompañadas por melodías como esta.