domingo, 12 de marzo de 2017

Bandas Sonoras para un solo instrumento (II) / La Tapadera - DAVE GRUSIN

En 1993 el siempre efectivo Sidney Pollack rodaba "La Tapadera" (The Firm) una buena adaptación de la famosa novela homónima de John Grisham. La buena mano y la profesionalidad de un gran artesano como Sidney Pollack, la elección de un gran reparto de actores y también en buena medida su magnífica banda sonora, llevó ese año a esta película a un gran éxito de taquilla. 

"La Tapadera" es sin duda un eficaz thriller con una buena dosis de tensión e intriga que confirmó a un joven Tom Cruise como una de las grandes estrellas de Hollywood en uno de sus mejores trabajos, aunque Cruise solo era la punta de lanza de un gran reparto, con figuras como Gene Hackman, Holly Hunter y Ed Harris.

La trama gira en torno a Mitch McDeere, un joven y brillante abogado recién salido de la facultad de Harvard, cuyo talento es codiciado por un bufete de abogados de Memphis, que consigue seducirlo finalmente ofreciéndole todo lo que podría desear. 
Las optimistas expectativas profesionales de Mitch pronto se verán truncadas cuando descubra que el bufete esconde toda una trama de corrupción, asesinatos y blanqueo de dinero de la mafia, teniendo que elegir entre hacer la vista gorda y seguir con su acomodado trabajo o dejarse llevar por su honestidad y descubrir toda la verdad.



Una película con una tensión bien dosificada y un ritmo trepidante, que viene a demostrar que contando con un buen director y un buen reparto de actores, y aplicando las bases del cine de género se consiguen películas al menos tan entretenidas y efectivas como esta. 



Como en ocasiones anteriores Pollack contó en la banda sonora con uno de sus compositores fetiche, Dave Grusin.

La música para esta película es una verdadera joya, una composición exclusivamente para piano que aunque en su audición sin las imágenes pueda parecer algo monótona, resulta muy efectiva sobre la película creando perfectamente la atmósfera que tiene la historia en su conjunto.

Grusin tiene la habilidad de expresar toda una gama de emociones (tensión, intriga, desesperación, romanticismo...) valiéndose únicamente de un piano, elevando aun más las imágenes de esta película. Un sistema poco convencional, arriesgado pero muy eficiente por el que la academia de Hollywood recompensó con una nominación al Oscar, pero que se tropezó con la desgracia de tener que enfrentarse a la memorable partitura de "La lista de Schindler" de John Williams que fue la ganadora ese año.

Una obra maestra de la banda sonora que cuenta con temas tan maravillosos como estos:




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada